PARA INNOVAR HAY QUE JUGAR, JUGAR HASTA CON LAS PALABRAS

Nuestro nombre se lee de dos maneras: bee Planet o be ePlanet. Así homenajeamos a una pequeña criatura a la que debemos tanto como especie, y a la que nos gustaría emular con nuestras tareas. Nos integrarnos en un ecosistema económico en el nuestras pequeñas acciones serán parte relevante del mismo, colaborando con entidades de todos los tamaños. Creemos en que la suma de muchas pequeñas tareas puede tener un gran efecto.

Además es una declaración de principios, un compromiso con las personas: “be ePlanet”

Los fundadores de BeePlanet ya hemos recorrido, prácticamente, la mitad del camino. Nuestro proceso vital nos aporta madurez y perspectiva para crear esta empresa, con el fin de cuidar el mundo que nos rodea y dejarlo mejor de lo que lo encontramos.

Este será el legado BeePlanet para las futuras generaciones.