11 diciembre, 2020 Almacenamiento sostenible / Baterías de segunda vida / Economía circular / eConsulting / Noticias 0 Comentarios

Resultados del artículo “Socio-environmental impacts of first and second life batteries” presentado en Conference on Sustainable Development of Energy, Water and Environment Systems, 15th SDEWES

La transición energética hacia un modelo sostenible, con el fomento de la integración de energías renovables y el vehículo eléctrico, es una realidad. Iniciativas como el Green Deal fomentado por EU o la aplicación del PNIEC en España son claros aceleradores del cambio. En este escenario está claro que el papel del almacenamiento a partir de baterías de ion litio juega un rol crítico. Ya sea para su integración en el vehículo eléctrico o también para su aplicación en sistemas estacionarios. De esta forma se recoge en la Estrategia de Almacenamiento que el MITECO ha sacado a consulta pública.

Desde BeePlanet apostamos por una transición hacia un modelo energético sostenible, ofreciendo soluciones de almacenamiento de energía de segunda vida provenientes de vehículos eléctrico con un enfoque claro: la sostenibilidad efectiva. Caminar hacia un modelo energético sostenible implica hacer un uso racional de los recursos.

Recientemente presentamos el artículo científico “Socio-environmental impacts of first and second life batteries” en Conference on Sustainable Development of Energy, Water and Environment Systems, 15th SDEWES. Ver autores al final de este post.

En el artículo se cuantifica el ahorro en emisiones de CO2 derivadas de la fabricación, operación y posterior reciclaje de baterías de ion litio de segunda vida para uso estacionario, a través de una revisión de los estudios de Evaluación del Ciclo de Vida. Y se realizó una comparativa con las emisiones generadas para la fabricación de una batería nueva.

Se analizaron varios factores: el impacto de las materias primas, los impactos ambientales asociados a su extracción y los procesos necesarios para la fabricación de la batería. Para ello, se incluyeron las aportaciones de la envolvente, BMS, montaje, transporte y posterior reciclado del sistema de almacenamiento. Todo ello se muestra en el mapa de cadena de valor de fabricación de una batería:

En la metodología seguida en nuestro artículo, se plantean dos modelos de cálculo diferentes en función de la naturaleza de la batería (primera vida vs. segunda vida). Tal y como se puede ver en la siguiente gráfica, el principal aporte en el coste de emisiones de CO2 a la atmósfera, debido a la fabricación de una batería, recae fundamentalmente en la fabricación de las celdas, alcanzando prácticamente el 55% del total. Estos porcentajes dependen en gran medida de la química, del proceso de extracción de materiales y del mix energético del país en el que se fabrican, entre otros muchos.

A través de la segunda vida se consigue amortizar el impacto de las emisiones derivadas de la fabricación de la celda, optimizando de esta forma al máximo los recursos.

En la siguiente gráfica se muestra el impacto en emisiones de CO2 por kWh de capacidad y la comparación de emisiones para los diferentes tipos de batería:

Por tanto, con la fabricación de una batería de segunda vida se alcanza una reducción de hasta el 75 % de las emisiones de CO2 en comparación con la fabricación de una batería nueva.

La segunda vida de las baterías provenientes de vehículos eléctricos es uno de los factores clave para garantizar una transición energética sostenible.

Carlos Pueyo
CTO  BeePlanet Factory

Autores artículo científico: (1) Mayordomo, (2) C Pueyo, (3) L. Canals Casals, Greenhouse gas emissions comparison between new versus second life batteries, Digital Proceedings of the 15th Conference on Sustainable Development of Energy, Water and Environment Systems, SDEWES2020.0644, 1-9 (2020)

(1) Ivan Mayordomo – CTO de Starke Energy
(2) Carlos Pueyo – CTO de BeePlanet Factory
(3) Lluc Canals – IREC y profesor lector Serra Húnter por la UPC en el departamento de Ingeniería de Proyectos y de la Construcción.